La Extremadura Rural, un territorio lleno de oportunidades

La crisis sanitaria del COVID-19 ha mostrado la importancia de un desarrollo núcleos de población más pequeños y sostenibles como nuestros pueblos.
La apuesta de OESTE por los pueblos de Extremadura es clave para el futuro. Buenas conexiones de red posibilitan opciones de teletrabajo e innovación empresarial

El estilo de vida rural se ha visto fortalecido en esta crisis. La poca densidad de población proporciona entornos más seguros para desarrollar la vida persona y laboral. Además, en estos tiempos de pandemia hemos descubierto de nuevo la importancia de la producción agroalimentaria.

Las áreas rurales durante mucho tiempo han experimentado la emigración a medida que las personas se marchaban a la ciudad en búsqueda de empleo y educación, por lo que ahora tienen una escasez crítica de personas que sean capaces de trabajar en la agricultura y cosechar alimentos.

Esta crisis ha dejado claro que no se puede abandonar el mundo rural y el campo. Ha mostrado que se necesitan buenas relaciones rural-urbanas. Lo rural y lo urbano se necesitan ahora y en el futuro. Por este motivo, los gobiernos deben promover una mejor cooperación y solidaridad entre las zonas rurales y urbanas.

El futuro de nuestros pueblos pasa por desplegar por el territorio unas infraestructuras de telecomunicaciones de nueva generación a través de las que proyectar al resto del país y al mundo todo aquello que nos hace distintos y competitivos. Apostar por un modelo de economía verde y sostenible, por una agricultura inteligente y por dotar al tejido empresarial extremeño de las capacidades tecnológicas suficientes para competir en un mercado globalizado y, especialmente, en el ámbito rural, porque es la mejor manera de hacer frente al reto demográfico.

Compromiso rural de OESTE

Desde OESTE apostamos por las telecomunicaciones en la Extremadura Rural. Hace ya más de dos años apostamos por con conectar el mundo rural extremeño con fibra óptica de alta calidad. Comenzamos en Hervás y hoy más de quince pueblos tienen accesos a nuestros servicios de internet y telefonía fija y móvil. El más grande de estos pueblos es Hervás y tiene solo 4 mil habitantes.

La tecnología y las comunicaciones son los mejores aliados para mejorar la calidad de vida y para que los ciudadanos puedan poner en marcha nuevos proyectos. Así, se consigue optimizar tres campos a la vez: mejorar los servicios, impulsar la economía rural y fijar población.

Sin comentarios

Publica un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: